Skip to main content

Seagull y Art & Lutherie. Las hermanas sinceras

No sé si os pasa, o sólo me ocurre a mí, que cuando compráis algo no pensáis sólo en el precio que pagáis por ello, también en el proceso y pasos hasta llegar al punto de saber qué ha costado ese producto al fabricante en realidad. Lamentablemente en muchos de los casos tengo la sensación, obviedades aparte, de que normalmente pago muchísimo más de lo que debería.

Productos baratos a precios caros. Marcas, estéticas, valores añadidos que quizá no voy a usar demasiado, accesorios que ya tengo y otros factores hacen que al final pague un precio considerable por un producto, en este caso una guitarra, que ha costado muy poco construir.

Hay grandiosas excepciones, y hoy hablaremos de dos de ellas. Se trata de dos guitarras que están detrás de una conocida marca, Godin, y que engendró en su día las acústicas Seagull y a su pequeña hermana Art & Lutherie. Estas guitarras acústicas disponen de varios modelos de distinta gama, por eso vamos a hablar de los rasgos más importantes y específicos de dos de ellos, uno de Seagull, la S6 original QIT electrificada, y otro de Art & Lutherie, la Legacy sin electrificar. Hablaremos entonces de un rango de entre 450 y 650 euros.

  

En este baremo de precios encontraremos guitarras acústicas a porrillo de otras marcas, prácticamente todas fabricadas en Asia, realizadas con “maderas” laminadas y que incluyen a priori todo lo que necesitas y más por este precio, incluso pre-amplificación. Casi todas hechas con acabados barnizados y estéticas muy sugerentes, guitarras que en principio te entrarán por los ojos y de alguna manera justificarán así el precio que finalmente pagarás por ellas. Vamos a ver sin embargo y brevemente qué características tienen las nuestras:

Seagull S6 QIT

Por un lado la S6 de Seagull puede presumir de fabricación íntegramente canadiense. Debido a las peculiaridades de este país esta guitarra acústica podría alardear de maderas de alta calidad, fundamentalmente cedro y arce, por un precio inferior a los 650 euros. Además el acabado semi brillante le aporta una calidez especial al instrumento, cualidad que podrás sentir al dar el primer acorde. Estas maderas y este acabado hace aumentar el volumen y la fuerza de la guitarra, pero conservando un equilibrio armónico en el sonido propio de instrumentos de alta gama. Esta Seagull cuenta con el sistema de preamplificador quantum QIT, un sistema realizado por la propia marca Godin y que huye de estándares para conseguir un sonido propio y original, consiguiendo así que tu guitarra siga sonando natural y nítida enchufada a un amplificador o equipo de P.A. Sin duda nos encontramos aquí ante un paradigma de la calidad precio.

Art & Lutherie Legacy Faded Black

Si quieres conseguir algo todavía más económico échale el ojo a las nuevas Legacy de Art & Lutherie. Por menos de 500 euros esta guitarra acústica rezuma sencillez y elegancia en cuanto a diseño y acabados se refiere. La tapa sólida de picea y otras maderas conforman el instrumento, entre ellas arce, cerezo y palo rosa. Estamos entonces por este precio ante una guitarra completamente artesanal y realizada a mano en Canadá. Destaco especialmente su comodidad debido a su tamaño, pero manteniendo un sonido firme y contundente propios de la casa. Hay guitarras que aumentan tus ganas de tocar y esta es con toda seguridad una de ellas.

Bosques de Canadá

Resumiendo y reuniendo características de estas guitarras podemos pensar perfectamente que estamos ante instrumentos que rondan los 800 hasta 1000 euros aproximadamente. Teniendo en cuenta además lo bien y amablemente que “envejecen” estas guitarras, debido sobre todo a lo que hemos hablado del ADN de sus maderas y tipo de fabricación, a mí me da la sensación que el marketing y la avidez de vender lo máximo y al mayor precio posible no le ha ganado la partida a Godin, y que quizá sea este su verdadero secreto. Premio a la sinceridad.

Por ese motivo después de muchos años vendiendo guitarras de esta marca en nuestra tienda ocurre algo siempre, casi a modo de ritual. Y es que cuando vuelve a Ardemadrid alguien que compró una de estos instrumentos nos dice al entrar: ¡Qué feliz estoy con mi guitarra! Será porque Seagull y Art & Lutherie nunca mienten.

 
Guitarras acústicas Art & Lutherie
Guitarras acústicas Seagull
 
 
Óscar. Ardemadrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar mejorar nuestros servicios. Más información: Política de cookies
-->